7/30/2014

tuit clasista

lo que tiene que hacer el gobierno es .....


Qué divertido está esto. Lero lero lero. Leemos en Nestornautas?

Al momento de subir este post no se sabe aun como terminará -al menos por ahora- la saga buitre; si se aceptará o no la propuesta de último momento arrimada por los bancos, si habrá o no defáult, pero hay cosas que sí están claras: el gobierno ha priorizado defender los canjes de deuda, con todas las herramientas que tiene a su alcance.

Como lo vino haciendo desde que el entuerto comenzó, allá desde el fallo original de Griesa y el embargo a la fragata; cuando muchos apostaban (y pedían, y vaticinaban) que se les pagara a los buitres y se saldara la cuestión, sin medir las consecuencias.

El tiempo de descuento del plazo para que se dispare el defáult made in Griesa encuentra a los medios hegemónicos (la verdadera oposición al kirchnerismo) y a la oposición formal como siempre que trataron de anticipar cual sería la próxima jugada del gobierno en temas claves: total y completamente en pelotas.

Obligados a repetir vaguedades, ambigüedades y lugares comunes (como podemos ver acá); o formular expresiones de deseos con las que nadie en abstracto podría estar en desacuerdo, al estilo de "hay que encontrar una solución que no dispare las cláusulas RUFO", o "sería muy malo para el país caer en otro defáult": la nada misma, en términos de definiciones políticas.

Pero este asunto -el de los buitres- tiene sus particularidades, que terminan acentuando aun más el desconcierto opositor; y -visto con la óptica del ciudadano que el año próximo debe elegir- las dudas hacia el futuro; sobre su verdadera consistencia y espesor político para afrontar -llegado el caso- el desafío de gobernar.

Porque no se trata de algo que haya sido instalado desde el propio kirchnerismo: con todos los inconvenientes que atraviesa la economía, el gobierno era el último interesado en que el planteo de los buitres llegara a éste punto; de allí que buscara en todas las instancias del sistema judicial yanqui ganar tiempo hasta el año que viene, cuando las cláusulas RUFO ya no pusieran en riesgo la reestructuración del conjunto de la deuda.

Por el contrario, dado el hecho real (el reclamo de los fondos buitres y el fallo de Griesa dándoles la razón), fueron los medios opositores los que le dieron una centralidad excluyente en la agenda, por encima incluso de otros como la inflación, la inseguridad o el Boudougate; con los que venían cascoteando duro y parejo al gobierno por meses.

Y lo hicieron con la convicción de que el asunto buitre sería la "bala de plata", el catalizador definitivo de todos los problemas que tiene que afrontar el gobierno; y el disparador de una crisis de proporciones capaz de provocar el final anticipado del mandato de Cristina.

De allí que desde esos mismos medios algunos (como Van Der Kooy) zamarreen a la oposición por tibia o dubitativa, en la medida en que no salen todos en bloque y sin fisuras, a secundar con sus declaraciones y posturas la línea editorial que vienen marcando esos mismos medios; convertidos en poco menos que voceros oficiosos del reclamo buitre. 

Claro que tanto los propios buitres con su rapacidad (buscando por ejemplo activos de YPF en California para embargar, mientras continuaban las tratativas con Pollack), como el mismo Griesa con su senilidad ostensible no se la pusieron fácil: pensemos por ejemplo -con la perspectiva del paso del tiempo- en aquél derrape inicial de Macri diciendo "hay que sentarse en el juzgado y lo que Griesa diga, eso hay que hacer"; buscando capitalizar el núcleo duro del voto anti k. 

El episodio buitre significó -y significa- para el gobierno un test sobre su capacidad para dominar la agenda aun a partir de una dificultad, o de un tema que se le impuso en esa misma agenda; lo que supone además en lo personal para Cristina una prueba de carácter, de las tantas que tuvo que afrontar en sus dos mandatos.



Nota Relacionada

Otro acierto de Mauricio
"Hay que negociar en el juzgado de Griesa las mejores condiciones para la Argentina y resolver el problema", remarcó el jefe de gobierno porteño, sobre el conflicto con los holdouts.

we come in peace



Hay que decirlo, de concretarsae , con gestos como los de ADEBA, hemos dejado atrás enojosos momentos de crispación pasada, como estos. Después de todo fueron solo un par de bombazos. Ps.


Nota Relacionada

"Cuando se plantean acuerdos entre privados, no constituye opinión del sector público"


A la Argentina le quedan horas para evitar el default. Ayer se realizó la primera negociación "cara a cara" con los holdouts. Kicillof llevó una propuesta de los bancos para destrabar el conflicto. Capitanich dice que el Gobierno no puede hacer comentarios si el entendimiento involucra a gentes privados

honrar las deudas...



La "operación antidefault" pasó a cuarto intermedio
Cumbre antidefault hoy de bancos con buitres en NY
• ENTIDADES PAGARÁN CON BONOS.
• INTERVIENE SEDESA.
• EL ETERNO TEMOR A CLÁUSULA RUFO.

Por: Guillermo Laborda

No podía ser de otra manera: negociaciones a medianoche en Nueva York, con viajes de urgencia de ejecutivos de bancos argentinos a la meca financiera e implorando todas las partes para evitar un nuevo default de la Argentina hoy. En realidad, de poco importa si es por 24 o 48 horas el incumplimiento -quedará para los libros de historia económica-, lo que es relevante es que se salga del túnel. Y la reunión de los bancos argentinos agrupados en ADEBA que anticipó ayer ámbito.com (ver además pág. 2) fue la que gatilló la posibilidad de que pueda haber una salida hasta ahora no explorada con la participación única del sector financiero local, al que luego se sumaron las entidades extranjeras.

La estructura de la "operación antidefault" se planteó de la siguiente manera: los bancos locales, con pesos, comprarían bonos argentinos en dólares, los cuales se entregarían a los acreedores, mayormente fondos buitre. A cambio, las entidades se quedarían con los viejos papeles en default (y el consecuente reclamo ante el juzgado de Thomas Griesa). Lo que de fondo quedaba claro, pero hay que mostrarlo y no sólo parecerlo, es que no había participación estatal en la operación. Esto porque si no se corría el riesgo de que se gatillara la cláusula RUFO, la ya célebre norma que impide al Gobierno hasta el próximo 31 de diciembre efectuar una mejor oferta o pago que lo ya realizado en los canjes de 2005 y 2010. En función de ello es que entrará en escena después SEDESA (Seguros de Depósitos SA), la que garantizará la operación y que pondrá una suerte de "piso" a la cotización de los papeles en manos de los bancos.

El monto clave rondaba anoche, según la confesión de banqueros cercanos a la transacción, los u$s 1.600 millones. Quien anoche viajaba a Nueva York a intentar cerrar el entendimiento era Sebastián Palla, ejecutivo del Banco Macro, de activa participación en el diseño de la "operación antidefault". Palla cuenta con el activo de haber integrado el equipo económico de Roberto Lavagna y que diseñara el canje de la deuda del 2005. Según pudo constatar Ámbito Financiero, otros ejecutivos de bancos se hallaban ya de casualidad en Nueva York y, por ende, se sumaban a las reuniones de hoy, de las que no se sabe si participará el mediador Daniel Pollack.

Concretamente habrá un encuentro antes del mediodía hoy con ejecutivos de los fondos buitre en los que se buscará cerrar los detalles de la compra de sus viejos bonos en default y que cuentan ya con la conocida sentencia de pago a favor del juez Griesa...

Mássa

7/29/2014

unidos triunfaremos!

consensualismo extremo: faaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!



Y los del medio? Qué hacemos con los del medio? Silencio stampa...por algo será.

yeguas en celo


Mientras todo se aprontaba para que la actriz saliera al aire, un auto irrumpió en la pista del campo en el que se llevaba adelante el evento, en General Rodríguez. Totalmente ofuscado y secundado por personal de seguridad, el diputado por el Frente Renovador Felipe Solá generó un escándalo que no sólo derivó en la suspensión del móvil sino también que "invitó" a Juanita a abandonar el lugar raudamente.

Según testigos, el ex gobernador bonaerense -que vive en un campo aledaño al del evento- empezó a reclamar por el nivel de ruido que estaban provocando, y explicó que de ese modo sus yeguas no podía dormir y "no iban a entrar en celo". Sí, así como leen. Y hasta hay quienes aseguran que uno de los custodios que acompañaban a Solá dejó muy en claro que se encontraba armado, como para que nadie se atreva a desoír el pedido de su jefe.

brueras family

Pablo Bruera, de la mano de la estrategia de su hermano, el concejal Gabriel Bruera, manda funcionarios y dirigentes de su grupo político a jugar en todos los sectores. Auspitz y Sortino con Florencio Randazzo. Luego del allanamiento al Municipio, Pablo buscaría una banca provincial o nacional y Gabriel sería el candidato a intendente en La Plata.
Pablo y Gabriel Bruera se han quedado con la exclusividad de mostrarse con el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, en el juego de las presidenciales 2015; mientras los funcionarios de la gestión municipal Sortino y Auspitz juegan con Florencio Randazzo y al "Tío Lucho" (Lugones) y a la diputada provincial del FpV, Valeria Amendolara, los mandó a jugar con Julián Domínguez.

Ayer miércoles, Pablo Bruera regresó de sus costosísimas vacaciones de más de $150.000 la semana en Las Leñas, donde se quedaron su esposa e hijas hasta el sábado; para que no se le vencieran los cinco días que puede dejar al Municipio acéfalo y mostrarse hoy junto al gobernador Daniel Scioli en la inauguración de las obras de repavimentación del ramal de ingreso y salida de la autopista Buenos Aires-La Plata a Villa Elisa y entregar 20 vehículos nuevos para control y seguridad vial.

Lo de Lugones fue patético, dos días antes del encuentro de Mar del Plata del "dominguizmo" juraba en el Senado bonaerense que había roto con Amendolara y con sus sobrinos -Pablo, Gabriel y Mariano-, hablando peste de estos y junto a Marta Arriola, "cumpa" de Lugones y cooptada por los Bruera al servicio del vicegobernador Gabriel Mariotto; proponían armar la Mesa Platense de "Mariotto Gobernador 2015" con fuertes críticas al senador provincial Emilio López Muntaner, que ya para ese entonces estaba lanzado como precandidato a intendente platense por el FpV; pero por afuera del "bruerismo" y bajo el paraguas de "Proyecto Nacional". El mandato y la avivada bruerista era generarle obstáculos a "Taka", por ser considerado como "imprevisible" por los hermanos Bruera; pero ante la inviabilidad, la movida duró menos de 48 horas y la "Mesa Mariotto Gobernador" de Lugones y su "cumpa"Arriola feneció por falta de credibilidad y adeptos.

A las 48 horas el "Tío Lucho" estaba en una nueva misión, esta vez junto a "con quien no estaba más", léase Valeria Amendolara, para ser junto al recientemente imputado funcionario municipal, Emrique Sette los referentes de Julián Domínguez en La Plata.

Este sábado a las 14, Ezequiel Auspitz -el hijo del fotógrafo de Randazzo- funcionario municipal apadrinado por Gabriel Bruera y el ex socialista y también funcionario bruerista Carlos Sortino, realizarán una jornada de promoción de la gestión del ministro de Interior y Gobierno, Florencio Randazzo y apoyo a la precandidatura a presidente 2015 del ministro nacional. 


En el Centro Integrador Comunitario (CIC) de Olmos, se realizará una nueva Jornada de Capacitación y entrega de cascos, en el marco del programa Generando Conciencia, de la Agencia Nacional de Seguridad Vial del Ministerio del Interior y Transporte.  La jornada es organizada por la Subsecretaría de Población, a cargo de Ezequiel Auspitz, y el Consejo de Presupuesto Participativo, a cargo de Carlos Sortino, de la Municipalidad de La Plata, a pedido del Club Motos y Viajes, con la excelente predisposición de Fernando López, director del CIC, que cedió el espacio para esta actividad."Una de las principales causas de víctimas fatales en el tránsito es el no uso del casco en motocicletas y de allí esta campaña nacional para generar conciencia y respeto por las normas, que es el único camino para salvar vidas en las rutas de nuestro país", comunicaron los organizadores.


Por otro lado, hay que contar que en las diagonales políticas platenses uno de los tantos rumores que circulan con algún asidero es que el "massista" Carlos Melzi en el Frente Renovador y el fiscal Romero en el PRO; al igual que el radical Panella tienen sponsoreo del "bruerismo" en sus campañas en busca del "sillón de calle 12"; siempre de la mano de la estrategia armada por el hermano Gabriel de dividir en tantos más candidatos sea posible así el "bruerismo" vuelve a ganar con un miserable 24 %. Respecto a Carlos Melzi, mientras juega sus chances en el FR sigue siendo en canal de comunicación entre Bruera y Massa y un firme impulsor de la entrada del alcalde platense a las filas renovadoras lo que no es bien visto por el resto del massismo platense y a Sergio Massa no termina de cerrarle la movida


Por último, cabe señalar que por estas horas cobró fuerza nuevamente que el candidato a intendente 215 por el oficialismo municipal, vuelve a hacer Gabriel Bruera, dado que luego del allanamiento al Municipio y con otras denuncias dando vuelta que pueden llegar a efectivizarse Pablo Bruera, buscaría protección, en una lista legislativa nacional o provincial -sea por el grupo o partido que sea- que le permitan tener fueros y evitar una posible prisión; si alguna de las tantas causas por "ñoquis"; "cooperativas", "rendición indebida de cuentas", "taxis truchos", "coimas a proveedores y empresarios", entre otras, con un Poder Judicial que corre para el lado que dispara el viento y en una La Plata donde se podría venir un temporal de orden político para el actual oficialismo municipal, que lo haría estar dispuesto a desatar la "Caja de Pandora".

buitres e identidad k



Señalamos en Ramble que el enfrentamiento con Spruille Braden fue, además de justo, un notable dispositivo de impulso al triunfo electoral de Juan Perón a medidados del pasado siglo.

La convergencia del interés nacional de diversos segmentos condensados en el repudio a la figura del embajador yanky , fue el punto más alto de la campaña de 1946. 

Valga para hoy, además de ser un fuerte eje identitario al interior del espacio K, en términos de opinión pública en general enfrentar a los buitres es pura ganancia y transforman a Cristina, sin reelección , en la referente política que consolida la mayor intención de voto en el país.

Sin embargo ese activo electoral no puede ser transferido aún  - y tal vez no lo sea nunca - a ninguno de los múltiples candidatos del FPV anotados en la grilla presidencial de cara a 2015. No sorprende entonces que hoy, independientemente de los candidatos oficialistas que encabecen la oferta del FPV, el escenario es de segunda vuelta segura.


una mirada crítica: los fondos buitres en argentina y el mito de los brics


Cuando un inversor corre riesgos fuera de lo común con su cartera de inversiones, busca ser compensado con mayores rendimientos. En caso de bancarrota de sus deudores, ese inversortendrá que aceptar algunas pérdidas y los altos rendimientos servirán como contrapeso del riesgo enfrentado. Eso es la rutina en los mercados financieros desde tiempos inmemoriales.

Pero en un fallo reciente, la Suprema Corte de justicia de los Estados Unidos acaba de decidir en contra de esa práctica y ha colocado en dificultades al gobierno de Argentina.

La crisis de la deuda externa que sufrió Argentina entre 2000-02 condujo al país al peor quebranto en su historia. Para 2001 era prácticamente imposible mantener el servicio de la deuda (superior a 166 por ciento del PIB). Los acreedores recibieron durante algunos años rendimientos superiores al promedio de los mercados como compensación frente al riesgo de una moratoria. Aun en el momento de rendimientos más deprimidos, el margen frente a los bonos del tesoro estadounidense era de unos tres puntos porcentuales.

En 2005 el gobierno argentino ofreció a sus acreedores una reestructuración. Para ese año los bonos argentinos se cambiaban en el mercado secundario muy por debajo de su valor nominal, y la gran mayoría de los acreedores aceptó las condiciones ofrecidas por el gobierno de Kirchner, accediendo a reducciones en el principal de hasta 75 por ciento (en realidad, las pérdidas para los acreedores fueron menores, porque en el cálculo del principal se incorporaron los intereses no pagados). En total, entre 2005 y 2010 los tenedores del 93 por ciento de los bonos argentinos aceptaron la reestructuración de la deuda. Desde entonces,Argentina cumplió fielmente el calendario de pagos y redujo su deuda a un 40 por ciento del PIB.

Pero una pequeña minoría de acreedores rechazó el arreglo. Sus bonos fueron adquiridos por fondos de inversión especializados en la compra de títulos con problemas para después buscar recuperar el total del valor nominal: esos fondos buscan convertir en 100 lo que compraron por25. No por nada se les conoce como 'fondos buitres'. Entre los que participaron en esta maniobra en el caso argentino se encuentran Aurelius Capital Management y Elliott Capital Management, fondos que usan prácticas depredadoras para recuperar sus "inversiones" de alto riesgo.

El argumento de la Suprema Corte estadounidense está basado en la cláusula de pari passuque figura en todos los contratos de deuda externa y concursos mercantiles de quiebra. Esa cláusula otorga a los acreedores igualdad de derechos en relación a deudas similares del mismo emisor. Eso implica que si Argentina procede a pagar a un acreedor que aceptó reestructurar su deuda, entonces deberá hacer lo mismo con los acreedores que rechazaron ese arreglo. Y como éstos no aceptaron quitas al principal, entonces Argentina deberá pagarles la totalidad de la deuda. El fallo de la Suprema Corte da derecho a los acreedores para apoderarse de activos de los deudores como forma de cobro.

Todo esto plantea un enredo legal de graves implicaciones macroeconómicas para el gobierno argentino. El fallo estadounidense implica que si Argentina paga a los acreedores que aceptaron la reestructuración, por la cláusula pari passu debe también pagar a los que no la aceptaron. Pero en ese caso, según el tribunal estadounidense, esos acreedores tienen derecho a cobrar el total de la deuda. Sólo que los bonos que fueron reestructurados contienen una cláusula que estipula que si Argentina concede en el futuro a un acreedor mejores condiciones sobre canje de deuda, esas condiciones deberán aplicarse a los tenedores de bonos reestructurados. 

Esta cláusula de 'acreedor más favorecido' significa que los dueños de los bonos reestructurados también tendrían derecho a reclamar la totalidad de la deuda y el proceso de reestructuración quedaría anulado. Renacería la crisis de la deuda, con todas sus implicaciones para la economía y sociedad argentinas. Es posible que los ministros de la Suprema Corte estadounidense, tan acostumbrados a pensar en la aplicación extraterritorial de la legislación estadounidense, no estén conscientes de las implicaciones de su fallo.

Sin duda Argentina necesita ayuda, pero frente al tema de los fondos buitres, la ayuda de los BRICS brilla por su ausencia. Cierto, Buenos Aires y Beijing han firmado un acuerdo de intercambio de divisas que permite a la Argentina pagar importaciones de China en yuan, lo que da cierto respiro al país sudamericano en materia de reservas, pero en el fondo sólo se trata de un crédito para poder financiar ventas chinas. 

Desde hace tres años la economía argentina viene perdiendo dinamismo, en buena medida por la contracción de sus mercados de productos básicos. Todos los créditos otorgados por Xi Jinping durante su visita a Buenos Aires son préstamos atados que favorecen a compañías chinas en telecomunicaciones, energía nuclear y construcción de presas hidroeléctricas. Esta no es la ayuda que podría ahuyentar a los fondos buitres.

Y a propósito de los BRICS y la fábrica de mitos…

En el primer año de este siglo se inventó el acrónimo BRIC. La abreviatura se componía de las iniciales de cuatro países cuyas economías eran consideradas potencias emergentes: Brasil, Rusia, India y China.

En 2003 Goldman Sachs pronosticaba que en cuarenta años los países del BRIC tendrían un papel preponderante en las finanzas, comercio, industria, ciencia y tecnología a escala mundial. Su producto interno bruto rebasaría al del G6 para esos años (Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, Inglaterra e Italia). De acuerdo con esas proyecciones, cada integrante del BRIC dejaría atrás a las economías del G-6, salvo la de Estados Unidos (que sólo sería superada por China).

Entre 2003 y 2008 el pronóstico parecía ir por buen camino. Las cuatro economías mantuvieron altas tasas de crecimiento y sus signos vitales en materia de estabilidad y cuentas externas parecían saludables. En abril de 2010 Brasil fue el anfitrión de una reunión de los cuatro países y, en esa ocasión, Sudáfrica fue invitada a unirse al grupo. El acrónimo devino BRICS.

La serie de crisis financieras de los años noventa y las asimetrías crecientes en la economía mundial mostraron sin ambigüedades las funestas consecuencias de aplicar las recetas del consenso de Washington. El surgimiento de los BRICS generó expectativas sobre posibles reformas en el sistema monetario internacional y cambios de orientación en las políticas del Fondo Monetario Internacional y la Organización Mundial de Comercio. Al estallar la crisis global en 2008 se reavivó la esperanza en algunos círculos sobre el potencial de los BRICS para alterar el rumbo de la globalización neoliberal.

La semana pasada se celebró en Brasil la sexta cumbre de los líderes de los países integrantes del BRICS. Pero las economías del grupo no están en muy buena salud y distan mucho de haberse desmarcado de la globalización neoliberal.

En cada una de estas economías los problemas son diferentes. Pero en todas ellas la tasa de crecimiento ha disminuido: este año el crecimiento en Brasil y Rusia apenas será de 3 por ciento; en la India será de 4 por ciento y en Sudáfrica el resultado será un mediocre 2 por ciento. China, la estrella del grupo, podría alcanzar una tasa de 7 por ciento. Y las cuentas externas del grupo se han deteriorado. Brasil, India y Sudáfrica mantienen fuertes déficits por cuenta corriente y eso requiere financiación externa. Cada vez más, la financiación se hace con créditos a corto plazo y con mayor endeudamiento en divisas extranjeras que en moneda local.

Además, todos los BRICS tienen abultados déficits fiscales (Brasil 2,4, Sudáfrica 3,7 y la India 8,2). Todo lo cual agrava su vulnerabilidad en un contexto en el que las condiciones de financiación externa resultan desfavorables.

La crisis en la Unión Europea y en Estados Unidos terminó por frenar al BRICS. Es normal,porque la fase ascendente del ciclo expansivo en el mercado mundial de productos básicos no podía durar eternamente y menos en un entorno recesivo. Quizá lo más importante es que, a raíz de la crisis, esos países han descansado más en el endeudamiento interno para tratar de mantener sus ritmos de crecimiento. Por otra parte, en tres miembros del BRICS las obras faraónicas derivadas de competencias deportivas mundiales han sido a la vez una fuente de dispendio y un motor (coyuntural) de crecimiento: las Olimpiadas de invierno en Sochi (51 mil millones de dólares), las Olimpiadas de Beijing (40 mmdd) y la Copa Mundial de Futbol en Brasil (19 mmdd). La cruda realidad  financiera después de esos eventos no es precisamente una fuente de dinamismo económico.

Las noticias sobre un nuevo banco del BRICS y la posible creación de un esquema de intercambios comerciales en monedas de estos países deben verse con escepticismo. Este bloque un club de países que comparten distintos intereses políticos y comerciales, más que una agenda común de cambio en la economía internacional. A China le conviene la estabilidad en Sudáfrica, porque ahí están algunas fuentes de materias primas de importancia estratégica.

A Rusia le interesa el apoyo del grupo, para contrarrestar sanciones de Estados Unidos por la crisis en Ucrania. A Brasil le inquieta una reducción en la tasa de crecimiento de China, porque en mucho depende de ese mercado para productos primarios. Y a todos los líderes del BRICS les preocupa su desprestigio y la falta de credibilidad política en lo interno.

El modelo neoliberal basado en la necesidad de mantener salarios competitivos sigue siendo la espina dorsal de las directrices de política económica en los BRICS. Desde las brutales condiciones de explotación en las minas en Sudáfrica, hasta la rapacería de las mafias en Rusia, pasando por los abusos sobre los pueblos originarios en India y la expoliación de los campesinos sin tierra en Brasil, el neoliberalismo se mantiene en los BRICS. Los resultados de la cumbre del grupo en Brasil no deben engañar. La globalización neoliberal no será desafiada por un grupo de líderes de países en los que el neoliberalismo se mantiene triunfante.


Alejandro Nadal es miembro del Consejo Editorial de SinPermiso