10/25/2014

gana dilma: límites y desafíos para el pt



El autor se la juega: Dilma logrará la reelección en la segunda vuelta. Ahora: ¿Qué deberá hacer el Partido de los Trabajadores para volver a seducir a sus históricos votantes?



Este cronista no tiene dudas que Dilma Rousseff ganará las elecciones, ni tampoco que el PT tiene que organizar a la población si no quiere depender de Lula con 74 años en el 2019. Durante el próximo gobierno, Dilma deberá crear una regulación que posibilite la pluralidad en los medios de comunicación, los cuales están dominados por cinco familias; la principal es propietaria de la cadena O Globo.

La política en Brasil está atada a la publicidad, cuidar la imagen es la premisa antes que cualquier otra cosa. “O brasileiro não gosta de brigar de frente”. Para la llegada de Lula a la presidencia, se construyó el “Lulinha pas y amor”, como llaman acá a la transformación de la imagen radical y confrontativa de Lula, por la del acuerdo y el diálogo. Para ello fue contratado Duda Mendonça, el mismo que contrató el Pato Urribarri para ser presidente argentino.

El Brasil virtual de los medios argentinos no es el Brasil real. Como el resto de los BRICS es un país muy injusto, con una pequeña elite millonaria, y cincuenta millones que con el PT salieron de la pobreza. A diferencia de la equiparación que los marxistas hicieron entre Perón y Getulio, en términos de derechos adquiridos, que es de lo que se trata el asunto, el Perón brasilero es Lula. Getulio es Yrigoyen. Con Lula un albañil puede tener un hijo médico. En términos de avances sociales, Argentina le lleva a Brasil 60 años de ventaja.

A diferencia de lo que sucedió en Argentina con el kirchnerismo, el PT tuvo un crecimiento constante desde su creación en 1980 hasta que Lula llegó al gobierno en el 2003. Pero una vez llegado al gobierno, los cuadros del PT asumieron la administración del Estado y dejaron de construir territorialmente. Lo hecho hasta acá le posibilitará a Dilma la reelección, pero el PT deberá construir militancia si quiere seguir gobernando Brasil más allá del 2019.

Brasil desde Porto Alegre

La capital de Rio Grande dos Sul es considerada la vanguardia política del país. Basta recordar que aquí fue el histórico Forum Mundial del 2001, al que asistieron Lula, Evo y Chávez.

La gestión petista de Porto Alegre sirvió de modelo a municipios como Rosario y Morón. En agosto de este año se realizó un acto al que asistió Dilma Rousseff y junto 15.000 personas. En septiembre el PT realizó otro y asistieron 20.000 personas. En la provincia de São Paulo viven 44 millones de habitantes, en Rio Grande do Sul 12.

Hacer política en este país es muy difícil, la población la rechaza. Haciendo campaña en un barrio, que fue villa y el PT urbanizó, conocí a una mujer que se reconocía petista pero las elecciones las trabajó para una candidata que no entró a la segunda vuelta provincial. “Soy petista, pero tengo que trabajar”. Todos los partidos contratan personas para hacer campaña. De nada sirvió que intentara convencerla de militar para el PT en la segunda vuelta; me repetía “fica tranquilo, sempre votei PT”. La mujer, como tantos otros con los que hablé, reclamó que el PT dejó los barrios. “¿Y sabés lo que pasó cuando el PT dejó los barrios? Entraron los narcos”, me dijo. Sabemos que el territorio para los narcos es allí donde el Estado o la política no llegan.

stand up: concurso de ramble





Votar a la derecha, la elección está más que reñida. Hay que aceptar, cuando aparece un talento, hay que aceptar. Nuevos desafíos de la etapa, superar a Emanuel Sabsay!

Altos momentos de stand up:

Sabsay: Minuto 11 " Que muestre el título" Minuto 16 : "Lo están midiendo". Minuto:Minuto 17: "Verguenza me da, Sátrapa, atorrante!"

Rodriguez: Minuto 047: "Buzzi" Minuto 3.25 "La columna vertebral de este país" Minuto 5,24 "Los buitres son muy malditos".

me too

La sobreexpectativa generada por medios y políticos de la opo y el ofi sobre el pago tal como ordena Griesa en el mes de enero cuando "caigan las RUFO", es sin duda un grave error de percepción, interesado por supuesto

Advertimos en Ramble la inviabilidad de esta propuesta de pago , posición compartida por muchos dirigentes, más allá de su posicionamiento político, como por caso Roberto Lavagna , en esta entrevista concedida a PPT.

Leíamos al respecto la posición del Gobierno Nacional sobre el pago a los buitres, ahora y en enero. 

–¿El 1o de enero de 2015, ya caducada la cláusula de Derechos Sobre Futuras Ofertas (RUFO), qué impide hacer una mejor oferta a quienes no ingresaron al canje? ¿El país iniciará un diálogo con los fondos buitre para alcanzar un acuerdo diferente del canje?
Kicillof –Los privados que fueron a hablar con los buitres rebotaron como una pelota, porque ellos tienen la sentencia de Griesa que les da muchísima fuerza. Es demasiado poder para el peor de todos. Y lo están ejerciendo. Argentina no puede involucrarse, pero si cualquier privado hace sus cálculos y quiere negociar, bienvenido sea. Hoy la oferta disponible es un canje de bonos en las mismas condiciones de quita, plazos y tasas que las que recibieron quienes ingresaron al canje. Los que evidenciaron una conducta intransigente y no negociadora son los buitres. Nosotros siempre fuimos con buena voluntad, teniendo en cuenta nuestras restricciones legales, para alcanzar un arreglo para todos los holdouts: el 7,6 por ciento de los que no ingresaron al canje. Los buitres y Griesa no quieren eso. No sé si el 1 de enero cambia su posición y negocian de buena fe o si siguen con una posición intransigente, porque si lo que quieren es utilizar el poder que les dio la sentencia del juez, no hay posibilidad de solución. Depende más de ellos que de nosotros.
–¿Es posible alcanzar un acuerdo que contemple sólo a los fondos beneficiados por la sentencia y las órdenes de Griesa, como proponen algunos políticos en Argentina?
Kicillof –No. No podemos solucionar sólo un pedacito. Pagarle a Paul Singer de NML y dejar el resto es no solucionar nada. Cualquier bonista con los mismos papeles le puede pedir lo mismo u otra cosa dentro de tres meses y estaríamos en la misma situación. Pero además, no es “cualquier bonista”, el mismo Singer tiene bonos que le garantizarían con la sentencia de Griesa 6200 millones de dólares. Cualquier acuerdo debe ser justo, equitativo e igualitario y contemplar a la mayor cantidad de holdouts posible.
El multimillonario Kenneth Dart se transformó ayer en el primer “me too” (yo también) estadounidense que pide las mismas condiciones que el juez Thomas Griesa le otorgó a su competidor Paul Singer para cobrar los bonos argentinos que tiene en default por US$ 835 millones.
Con el escrito que presentó ante la Corte de Nueva York Em ltd, el fondo de Dart, se sumo a un grupo de Me toos italiano que hicieron una presentacion semejante a principios de mes. Ambas presentaciones le han abierto las puertas a otros me toos que tienen bonos en default emitidos bajo ley estadounidense por un total de al rededor de 9.000 millones y bonos en default emitidos bajo otras jurisdicciones que sumarian entre 6.000 y 11.000 millones depende de quien  haga la cuenta.


Notas Relacionadas


Scioli: "La solución es llegar a un acuerdo, y el acuerdo es pagar"

Scioli, sobre los fondos buitre: "La solución es pagar"

Scioli, sobre los fondos buitre: "La solución es pagar"

Scioli sobre los fondos buitres: "La solución es pagar"

Scioli sobre los fondos buitres: “No hay vuelta, hay que pagar”

Scioli advierte al Gobierno: "La solución es pagar" 


Estrategas, ojo que sin Cristina piloteando este le hace pito Catalán al pelado Telerman y garpa todo. Ah no, es cierto que en ese caso le van a aplicar el temible "cerrojo institucional".  A la pucha.

10/24/2014

inseguridad: "toma nota de esto dodó, está inflingiendo la ley de gravedad euuoo"


interna del fpv: ahora dicen que telerman será vocero de uno de los tres (3) candidatos del poder económico y mediático





La interna oficialista está tomando un sesgo algo raro, extravagante y leemos entonces:


Randazzo contra todos: "Scioli, Macri y Massa son los candidatos del poder económico y mediático"
El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, arremetió contra los candidatos presidenciales y volvió a cargar contra el gobernador Daniel Scioli.

"Macri, Massa y Scioli son los candidatos del poder económico y mediático", enfatizó Randazzo, quien ratificó en varias oportunidades su intención de competir en las primarias del oficialismo.

El titular de la cartera política se pronunció de esa forma en declaraciones periodísticas formuladas en Mendoza, donde concurrió a un encuentro del Instituto de Estudios y Formación Política del Partido Justicialista (Gestar).

En dicha reunión, Randazzo también advirtió: "no podemos ser hipócritas ni hacernos los distraídos, el poder económico también tiene su candidato en el oficialismo".

En su carrera presidencial, por segundo día consecutivo, Randazzo criticó al gobernador Scioli. Ayer dijo que “el servicio que presta la Provincia en Ferrobaires es muy malo”. Hoy lo vincula con el poder económico.


Mediante la publicación del Boletín Oficial de este jueves el Gobernador plasmó el nuevo rol que tendrá el actual titular del Instituto Cultural, quien de manera oficial pasó a ser el Vocero Oficial de Scioli.

“Resulta necesario proceder a la adopción de medidas tendientes a consolidar el desarrollo y difusión de la información gubernamental de la Provincia”, esgrime claramente parte del texto del Boletín Oficial que se publicó este jueves, donde Jorge Telerman pasa a ser el Vocero Oficial de Daniel Scioli, cargo que hasta hoy tenía el secretario de Comunicación Pública Juan Courel.

En el decreto 795 se expresó que “se propicia designar a Jorge Alberto Telerman en el cargo de Coordinador de la Información Gubernamental de la Provincia de Buenos Aires”. Entre los fundamentos se remarcó la necesidad de realizar un cambio en la metodología del trabajo que hasta el día de hoy se realizaba en Gobernación en el área de comunicación.

En ese sentido, el Artículo 1 indica que el exjefe de Gobierno porteño se hará cargo oficialmente de la vocería oficial de la gestión provincial “con carácter ad-honórem y sin perjuicio de sus funciones”.

En el Artículo 2 determina que el Coordinador de la Información Gubernamental de la Provincia de Buenos Aires (cargo oficial de Telerman) tendrá las siguientes funciones:

A) Ejercer la vocería oficial del Poder Ejecutivo de la Provincia de Buenos Aires de acuerdo a los lineamientos establecidos por el Gobernador, a fin de garantizar la difusión y conocimiento general de la actividad oficial, los actos de gobierno y la información de interés público.

B) Participar en el desarrollo de las políticas y estrategias de la gestión de gobierno para su adecuada comunicación a los medios y al público en general.

C) Asesorar y/o asistir a las autoridades provinciales acerca de sus relaciones con la prensa y con respecto al impacto en los medios y en el público en general de las políticas, programas o propuestas que se desarrollen en sus ámbitos.

D) Coordinar planes de acción con las autoridades provinciales y mantener reuniones informativas necesarias para conocer las gestiones de cada repartición y evaluar la necesidad y oportunidad de su difusión.

E) Participar en la planificación y coordinación de las conferencias de prensa, entrevistas, sesiones informativas y todo otro evento que involucre al Gobernador o a sus funcionarios de Gobierno.

F) Entender en la emisión de comunicados, anuncios, discursos, y/o supervisar la redacción de los mismos y del mensaje que se transmite.

G) Actuar como enlace de las oficinas de prensa de la Gobernación y de las distintas reparticiones que la conforman, coordinando la articulación de acciones en forma permanente con la Secretaría de Comunicación Pública.

Así mismo, en su Artículo 3 apunta a “Suprimir del Anexo 3 del Decreto 11/11 B, el apartado 2 de las acciones previstas para la Secretaría de Comunicación Pública”.

En ese sentido y pese a ser un cargo “con carácter ad-honórem”, el Artículo 4 afirma: “Dejar establecido que Jorge Alberto Telerman podrá percibir compensación en concepto de viáticos y/o movilidad siempre que fuera imprescindible para el estricto cumplimiento de las tareas encomendadas, de conformidad con el Decreto N° 388/07 y modificatorios”.

De ese modo, el presidente del Instituto Cultural vuelve a protagonizar una tarea que ya hizo a fines de los ochenta con el histórico, fallido candidato presidencial y recientemente fallecido dirigente del peronismo Antonio Cafiero. Además, Telerman tendrá que diagramar y organizar la comunicación de la campaña presidencial de Daniel Scioli.

peronist stand up


verdades reveladas?


En la columna del 3/10 comenzamos a indagar sobre la veracidad de algunas informaciones económicas que se instalan y dan por hecho cual verdades reveladas. Nos proponemos dar continuidad a ese propósito, con uno de los temas de la agenda económica “permanente”: la inflación y los índices de precios.

¿Todo Negativo? Lo que se dice y lo que se oculta:

La inflación está “desbocada”, afirman, a diestra y siniestra, políticos y economistas de la oposición, cuyos ecos resuenan persistentemente en boca de los voceros mediáticos de los grandes jugadores económicos, formadores de precios, que se frotan las manos frente a la convalidación de expectativas que se busca generar, invisibilizando, de un lado, su responsabilidad en el proceso de remarcación de precios y allanando el camino, del otro, para futuras subas que permitirían mejorar su ya elevada rentabilidad. Sin embargo, cuando vamos a los datos –y no solamente el IPC nacional, sino también el que mide la ciudad de Buenos Aires, de signo político opositor al gobierno nacional– observamos una tendencia declinante en la evolución de la inflación que difícilmente puede abonar la hipótesis de una inflación, supuestamente, fuera de control. 

En franca contradicción con esa misma tendencia decreciente, mientras la mayoría abona la hipótesis de una inflación anual del 40%, Federico Sturzenegger llegó a afirmar que “la inflación está llegando al 50% anual”. De nuevo, los datos lo desmienten: la proyección que surge de los datos que brinda el IPC de la ciudad que conduce su jefe político arroja que la inflación anual sería del 34%, o incluso menor de continuar la tendencia a la baja del índice inflacionario. No obstante, hay argumentos estadísticos para sostener que la inflación de la ciudad de Buenos Aires no puede considerarse representativa de todo el territorio nacional, debido a la diferente composición de las canastas de consumo basada en las preferencias de las personas que se fundamentan en niveles de ingresos superiores en la ciudad con respecto al resto del país, de la mano con la menor ponderación del rubro alimentos en el caso de la ciudad. 

Pero vayamos a un análisis pormenorizado, para sustentar lo que acabamos de afirmar. Sostiene el doctor Alejandro Rofman en el artículo “Los índices de precios al consumidor en el segundo semestre de 2014”, contenido en el boletín de coyuntura económica de agosto “La Argentina que viene” recientemente publicado por el Foro del Pensamiento Económico para el Proyecto Nacional: “Los índices de precios al consumidor han experimentado en los primeros meses del año variaciones mensuales que han ido de mayor a menor, reflejando el impacto inicial de la devaluación de enero de más del 20%, que se fue amortiguando con el paso de los meses. Para analizar este fenómeno y formular algunas hipótesis acerca del comportamiento futuro hemos escogido dos series de índices de precios al consumidor (IPC), a saber: 1) El IPC a nivel nacional (...) Se ajusta a los patrones internacionales en la materia e incluye los datos de 520 bienes y servicios consumidos por una familia tipo promedio de toda la población encuestada. Así, se relevan en varias rondas de recolección de información los precios de la canasta de bienes y servicios escogidos en 13.000 locales de expendio al consumidor... 

La encuesta en forma de muestra representativa del conjunto de los productos seleccionados se realiza en 146 localidades (de 5.000 y más habitantes) de todo el país, distribuidas en seis regiones, donde en cada una de ellas se adopta el criterio de obtener precios referidos a 470 productos que son comunes a todas las regiones y otros 50 que se vinculan con consumos específicos de cada región. 2) El IPC de la ciudad de Buenos Aires, que corresponde a una canasta de bienes y servicios consumida por una familia tipo residente dentro de los límites de la ciudad, preparada a partir de la última Encuesta de Consumo de hogares efectuada diez años antes. El muestreo respectivo es representativo de todos los consumos medios que se efectúan por familias ubicadas dentro de los perímetros de la ciudad de Buenos Aires y también se ajusta a los patrones metodológicos internacionalmente adoptados”. 

Para el caso del IPC Nacional Urbano, las variaciones porcentuales con respecto al mes anterior, de enero a junio (último dato al momento de realizar el informe) fueron los siguientes: 3,7, 3,4, 2,6, 1,8, 1,4, 1,3. Para el caso del IPC de la ciudad de Buenos Aires esas variaciones se ubicaron, de enero a junio, en: 4,8, 4,4, 3,6, 3,1, 2,3, 2,3.

En base al análisis comparativo de ambas series, puede observarse que los valores obtenidos para el índice mensual de la ciudad de Buenos Aires son siempre superiores a los que se presentan para el total del país. A ese respecto señala el informe que “es factible que la brecha entre un dato y el otro se deba a la ponderación más acentuada de servicios sofisticados (como el gasto en medicina prepaga o en consumos reservados a sectores de medios y altos ingresos como el turismo). Es de hacer notar que el ingreso promedio de cada habitante de la ciudad de Buenos Aires es por lo menos el triple mayor que el promedio nacional, lo que puede incidir en el tipo de consumo, donde los cambios de precios no tienen mecanismos de regulación estatal (como el turismo) o sean motivo de consumo por segmentos de elevado ingreso que no reparan en el costo sino en la calidad del servicio (medicina prepaga, taxis)”. 

No obstante, el dato más significativo que surge del análisis tiene que ver con la tendencia claramente declinante que presentan ambas series, donde –en los dos casos– se parte de “un dato inicial elevado (enero y febrero) pero decreciente en el tiempo, llegando al cierre del semestre con el índice de junio que (tanto a nivel nacional como de la ciudad) es menor a la mitad que el valor inicial del año”. La tendencia declinante es más pronunciada en el índice nacional que en el porteño, lo cual, sugiere el informe, puede deberse a “la mayor ponderación de alimentos en la canasta tipo de todo el país que en la de la ciudad de Buenos Aires. Esta observación parece ratificarse por el dato que consignan ambos institutos de estadística en el sentido de que la reducción de junio con respecto a mayo del rubro de alimentos es muy inferior (menos de la mitad) para uno y otro relevamiento que el dato global”.

Si se anualizan los índices del primer semestre, el correspondiente a la ciudad de Buenos Aires llegaría al 42% y el nacional al 30%. Sin embargo, la tendencia observada a la caída del índice que muestran ambas series a lo largo del año obliga a formular una hipótesis más realista. El informe del doctor Rofman propone un escenario donde para el tramo julio-diciembre persiste el valor de los meses mayo a junio. En el caso nacional, toma un valor de 1,4% mensual. En el caso de la ciudad de Buenos Aires, el aumento medio mensual que surge es de 2,3%. “En ambos casos con una firme estabilidad temporal”, afirma. En base a ese ejercicio, con “la hipótesis de que estos índices más recientes se van a mantener en el resto del año (esto supone que ningún factor externo o interno surja, que los altere)”, el dato global estimado de inflación para 2014, en el caso de la ciudad de Buenos Aires, sería de 34%, aproximadamente, y del 24% en el caso de la Nación.

El informe fue elaborado entre julio y agosto, con datos hasta junio, por lo que podemos poner a prueba sus conclusiones en función de los nuevos datos disponibles. En el caso del IPC Nacional Urbano, los valores para los meses de julio y agosto fueron: 1,4 y 1,3, respectivamente. Para el caso de la ciudad, los datos disponibles de julio, agosto y septiembre fueron: 2,2, 2,3, 2,2. Para ambas series queda firmemente sustentada la hipótesis de estabilidad temporal de las variaciones mensuales, lo cual refuerza las conclusiones.

Ahora, siguiendo el análisis de Rofman, si tomamos el periodo abril 2014-marzo 2015, para definir una tendencia “normal”, no afectada por ningún acontecimiento externo que desnaturalice la evolución tendencial, el resultado es muy interesante. Dando continuidad a la hipótesis de que la evolución de los precios se mantiene como en el segundo trimestre, el dato global para abril 2014-marzo 2015 llega a un valor en torno al 29%, con los datos del instituto estadístico porteño. Si se adoptan las series del INDEC para todo el país, el resultado en doce meses, luego de la estabilización en torno al 1,5% del segundo semestre, daría un valor anual hipotético del 19%. Tal como señala Rofman, “el IPC a nivel nacional es más representativo de las características sociales del conjunto del país por afuera de la ciudad de Buenos Aires”, por lo que “aparece como el más probable”. El corolario de esta estimación es significativo: en los dos casos, los incrementos en la inflación se ubican por debajo de todos los convenios colectivos de trabajo suscriptos entre abril y julio de este año. 

El doctor Rofman concluye que “estas consideraciones precedentes hablan a las claras de la necesidad de seguir controlando la expansión de los precios a fin de que se encuadren en las tendencias exhibidas recientemente. Y, sobre todo, al control de precios de los alimentos que son los que se dispararon en una primera instancia pero que en el trimestre más cercano evolucionaron a menos de la mitad del incremento de los dos IPC, con el consiguiente efecto benéfico sobre el ingreso y los consumos de los sectores populares. La expansión del Programa de Precios Cuidados a los comercios de cercanía y la ampliación de ferias y mercados populares es, más que nunca, una necesidad imperiosa”.

En esa dirección parece ir el gobierno nacional, tras la ampliación con 62 nuevos productos de la canasta de referencia del Programa Precios Cuidados, con un precio 9% inferior al que se venía ofreciendo en góndola antes de su incorporación al programa. También con la ratificación de una férrea política cambiaria a cargo de la autoridad monetaria, para poner freno a quienes buscaban forzar una devaluación brusca, con sus impactos regresivos, tal como se vio los primeros meses de este año. La pregunta que se sigue, entonces, es: ¿a dónde apunta el conjunto del arco opositor cuando rechaza los instrumentos de control estatal sobre los monopolios y oligopolios formadores de precios que generan fuertes distorsiones en la economía en contra del bolsillo de trabajadores y consumidores y aun de nuestros empresarios nacionales pequeños y medianos? ¿O cuando critican el rol regulador del BCRA? 

¿Qué intereses defienden cuando instalan expectativas inflacionarias que no se corresponden con las mediciones que ellos mismos hacen y que convalidan potenciales aumentos de precios? Son preguntas que todos los argentinos deberíamos respondernos. Sobre todo los que vivimos de nuestro trabajo y necesitamos un Estado presente balanceando la cancha en favor de las mayorías.

crisis en la eurozona: la evolución de la deuda desagregada


Sostuvimos ayer que la política de desendeudamiento y reestructuración de deuda que llevara adelante Néstor Kirchner resultó una anticipación a los tiempos por venir.

El caso de la eurozona permite advertir posibles reestructuras de deuda soberana en plazos más o menos breves.

Respecto a la evolución de la deuda y el desagregado del tipo de endeudamiento , leemos en el The Economist la evolución del ratio deuda-PBI de la zona euro y el desagregado del tipo de deuda así como su crecimiento en los últimos seis años. 

No hay salida bajo el paradigma neoliberal. Primero te endeudan y luego señalan a la deuda pública en general como gran responsable del endeudamiento, y en particular al gasto público direccionado fundamentalmente a sostener lo que aún perdura del viejo Estado de Bienestar europeo. El crimen no paga, leemos:

La semana pasada hubo turbulencias en los mercados financieros. Los inversores comenzaron a preocuparse acerca de si las economías en dificultades de la zona euro serían capaz de pagar su deuda. Los rendimientos de los bonos soberanos de Grecia (préstamos hechos al gobierno griego) superó el 9%, un gran salto.Entonces, ¿Cuan mala es la deuda de la zona euro?

La deuda del sector privado no es demasiado preocupante, con la excepción de Irlanda.Los Hogares de Italia deben menos que los de Alemania y sus empresas no financieras no mucho más. 

El 26 de octubre los resultados de la revisión de calidad de activos del Banco Central Europeo, de los grandes bancos de la zona euro se dará a conocer. Se espera que mostrarán algunos problemas graves. Pero la deuda pública parece la más insostenible. 

Entre 2007 y 2013 ratio de deuda pública -PIB en la zona euro aumentó del 66% al 93%. El repunte fue más dramático en las cuatro economías con problemas a lo largo de la frontera sur de Europa: en Grecia la proporción aumentó a 175% y en Portugal prácticamente se duplicó, al 129%. 

Hay poca evidencia de que la deuda del gobierno genere crecimiento económico. Pero a medida que los rendimientos de los bonos suben, el servicio de esa deuda se vuelve difícil, especialmente para países como Italia, que tiene que refinanciar alrededor de una quinta parte de su deuda pública cada año.

10/23/2014

de cómo el primer peronismo resolvió su crisis de restricción externa



Todo proyecto de inclusión con justicia social , independencia económica y soberanía política enfrenta en su despliegue crisis - políticas y socioeconómicas-  de notable profundidad.

Es más , si el proceso de transformación resulta realmente eficaz debe enfrentar grandes conflictos, es condición estructural por los intereses que afecta. Sin conflicto no hay política emancipatoria.

La crisis de la resolución 125 y el megaconflicto político-social que supuso , es una muestra del tipo de intereses afectados y la reacción que provoca esta afectación por parte de las corporaciones y los grupos sociales que le hacen sistema.

Su resolución como sabemos, fue en dirección de profundizar la perspectiva iniciada en mayo de 2003, tal el camino que el kirchnerismo transitó para superar la crisis, que a la postre no solo no supuso un retroceso en el despliegue del proyecto nacional, sino que se convirtió en un gran sistema identitario para las nuevas generaciones de kirchneristas. 

La actual etapa demanda enfrentar una crisis de desarrollo donde la restricción externa, la ausencia de dólares en la economía, se muestra como una de sus aristas principales. Revisar la historia de la modalidad con que el peronismo inaugural ( antecedente inmediato de la etapa kirchnerista) enfrentó la crisis de restricción externa a mediados del siglo pasado , resulta de utilidad, no para copiar nada, tranquilidad a la ortodoxia siglo XXII!.

Se trata de observar que los cambios socioeconómicos coyunturales solo tienen sentido si la perspectiva política de inclusión con justicia social, soberanía política e independencia económica se sostiene sin claudicaciones del tipo "mantener lo bueno y cambiar lo malo", "ruptura y continuidad" y tonteras de ese estilo .

Risibles obviedades que pretenden torcer el rumbo aparentando una "autocrítica inteligente", siempre traficada bajo el ropaje del "pragmatismo", la "real politik" , esa matrix ideológica neoliberal de izquierda o derecha , que tras la última dictadura, profundizó la decadencia nacional en el lapso que va desde el año 1983 hasta mayo del año 2003.

El kirchnerismo desbarató ab initio la matriz de "real politik", y expresamente tomó decisiones estratégicas de gestión por fuera del pragmatismo de época. Acaso ya no el default, que es una circunstancia , sino  el desendeudamiento como política de Estado, resultado de una decisión , estaba en la agenda "de lo posible" para los modelos ideológicos dominantes en aquellos años de plomo?

Para nada! Por citar un caso hoy muy presente ( hay muchos más) , la reestructuración de deuda soberana resultó en su momento una iniciativa en contra de aquello que "marcaba el tablero" y recién una década después de que Néstor Kirchner decidiera comenzar a implementarla en el año 2005, se convirtió en alternativa transitada por muchos países - real o potencialmente-  con consenso nacional e internacional.

Hoy Cristina garantiza esa perspectiva de profundización sin claudicacionaes. Pero a futuro ojo, que no hay "cerrojo institucional" que valga si el candidato no es kirchnerista puro, y no hay garantías a pesar de los grandes esfuerzos de vigilancia epistemológica que ejerza el afrancesado don pelado Telerman, a quién mucho agradecemos esa grande tarea, cómo que no. Qué no se nos vaya a herniar Jorgito!

Como señaló el Pocho en momentos fuleros " Acá hay otras cosas que se juegan, no nos vamos a tirar la suerte entre gitanos, somos políticos todos, sabemos que si, que se juegan otros intereses. Muy bien señores, el que está con esos intereses se saca la camiseta peronista y se va. Nosotros por perder un voto no vamos a ponernos tristes..."

En el año 2015 no se trata solo de ganar una elección , sino y fundamentalmente darle continuidad al proyecto nacional inaugurado por Perón en 1946 que recondujo Néstor en 2003 y continúa Cristina a partir de 2007. A no equivocarse con el candidato, porque "el error" supone, además, perder las elecciones de manera contundente y en medio de la ruina política . 

Pruebas ya hubo, dos veces no pasa el trenAsumir como propia la agenda opositora desde el kirchnerismo es lejos de una astucia de la razón electoral, una pelotudez, y muy de loser.

Sucede que la vida no es tan sencilla, uno solo es lo que es y anda siempre con lo puesto, nunca es triste la verdad, che.

El que quiera oir que oiga , sostenía Eva,  nosotros somos justicialistas, no hay nuevos rótulos que califiquen a nuestra doctrina , advertía Perón y no es poco. Somos kirchneristas y punto y vamos a elecciones como lo que somos. Qué quieren inventar? Seamos serios.

El kirchnerismo tiene un piso electoral del 33% , ningún candidato per se  "mide mas" que eso y todos llegaran a ese piso con respaldo de la Presidenta.

El resto depende de los atributos diferenciales del candidato oficialista respecto a la oposición encarnada en Mauricio Macri y Sergio Massa y obviamente de la mejora de la coyuntura socioeconómica e impacto diferencial del bienestar relativo sobre el 50% más pobre de la población. No hay secretos, no se coman los amagues. Gente grande.

Leemos sobre la restricción externa en el peronismo inaugural:

A partir de 1949 la economía argentina entró en un período de crisis que se prolongó por alrededor de tres años y que estuvo marcado por la caída de la producción, principalmente agropecuaria. Ello indujo a una caída en el volumen de las exportaciones y, en consecuencia, de la cantidad de divisas que se necesitaban para importar equipos y bienes industriales. A esto se sumaba la dificultad de la Argentina en colocar sus productos en los mercados europeos por efecto del Plan Marshall y de la recuperación de los países centrales. Esto último contribuía a deteriorar los términos de intercambio y a contraer la demanda de productos argentinos. 

Además, entre 1951 y 1952 se produjo una importante sequía, por lo que cayeron notablemente las exportaciones agrícolas. Todos estos factores estaban indicando que la política económica implementada había alcanzado ciertos límites. En particular, la estrategia de industrialización vía sustitución de importaciones practicada hasta entonces había sido insuficiente. El sector industrial no había alcanzado una tasa adecuada de acumulación de capital y seguía siendo fuertemente dependiente de los insumos externos. Como se explica más adelante, esta situación obligó al gobierno a introducir cambios en el rumbo de la política económica. 

La crisis se evidenciaba con toda claridad en el balance de pagos. Por un lado, las tenencias de oro y divisas disminuyeron rápidamente como consecuencia del rescate de deuda externa, la nacionalización de empresas extranjeras y el aumento de las importaciones. Por otro, como resultado de la baja en los precios internacionales de los productos primarios, la caída del volumen de las exportaciones antes mencionado y la recuperación del nivel de las importaciones, la balanza comercial pasó de tener un saldo global positivo de 894,4 millones de dólares entre 1946 y 1948 a un déficit de 310,4 millones de dólares en 1951 y 490,9 millones de dólares en 1952. 

La contrapartida de ese déficit era un creciente endeudamiento con Estados Unidos, principal proveedor de las importaciones argentinas, especialmente, en los rubros de maquinarias y vehículos. Los créditos impagos con bancos norteamericanos se fueron acumulando, llegando a alcanzar la suma de 300 millones de dólares en 1949; a esto se sumaba la imposibilidad de las empresas norteamericanas de remitir utilidades debido a las restricciones cambiarias existentes. Los exportadores norteamericanos limitaron severamente su crédito y las importaciones que ese país hacía de productos argentinos cayeron abruptamente de 577,5 millones de dólares en 1948 a 157,5 millones de dólares en 1950 (2). 

La situación crítica y disputas al interior del gobierno derivaron en la renuncia de Miguel Miranda, presidente del Consejo Económico Nacional y su reemplazo por un equipo económico liderado por Ramón Cereijo (nuevo presidente de ese Consejo y ministro de Hacienda), Alfredo Gómez Morales (presidente del Banco Central) y Roberto Ares (ministro de Economía). Este reacomodamiento redundaría en una redefinición de algunas pautas de la política económica. 

Es así que en 1952 se abre una segunda fase en la que las medidas económicas deben adaptarse a un nuevo contexto más restrictivo que el que había predominado hasta entonces. Además de los factores internos mencionados, en el plano internacional se estaba expandiendo el desarrollo de las grandes compañías multinacionales, especialmente, las de origen estadounidense. Ello afectaba las posibilidades de crecimiento de las economías en desarrollo, las que quedaban ligadas a su receptividad a las inversiones de dichas empresas y tornaban un tanto contraproducentes las medidas de corte nacionalista. 

Asimismo, para entonces parecían agotados los caminos hacia una mayor redistribución de ingresos en favor de los trabajadores urbanos. El ingreso del sector rural estaba ya deprimido, lo que no permitía mayores transferencias. Dados los límites a la importación de insumos para la industria y la plena utilización de la capacidad productiva, no había margen para expandir aún más el consumo. Además, los aumentos de salarios y avances en la legislación laboral habían alcanzado un techo que no podía tocarse sin provocar aumentos en los costos o un deterioro en las relaciones laborales. 

Esta situación cuestionaba el modelo de desarrollo industrial. A ello se sumaba que desde principios de la década del cincuenta dicho desarrollo había desplazado su centro motor desde la industria liviana a la producción industrial de base. Así, las industrias metalmecánicas y químicas asumían el liderazgo y requerían, en consecuencia, mayores inversiones por hombre ocupado y una tecnología más compleja que las industrias tradicionales. Además, la necesidad de incrementar la producción de energía y lograr el autoabastecimiento de petróleo también requerían una política de inversiones de mayor envergadura. Debido a las restricciones externas de la economía argentina, gran parte de este esfuerzo quedó en manos de las empresas extranjeras. 

Ahora bien, esto generó una nueva dinámica en el plano laboral. Las nuevas industrias líderes funcionaban con una mayor densidad de capital por hombre ocupado y, por lo tanto, tenían menor capacidad de absorción de mano de obra. Por eso el empleo en el sector industrial creció muy lentamente durante los años cincuenta. Tampoco el Estado, en virtud de sus problemas financieros, tenía demasiadas posibilidades de generar empleo vía inversiones. Por lo tanto, expandir el empleo en el sector público, lejos de redundar en un aumento de la producción de bienes y servicios, originaba mayor gasto y elevaba el déficit. 

Todas estas razones motivaron un cambio de rumbo en la política económica oficial a partir de 1952. En primer lugar, se modificó la política de distribución de ingresos por medio de la imposición de límites a los aumentos salariales y la prórroga de la vigencia de los contratos de trabajo. También se creó una comisión –llamada Comisión Nacional de Precios y Salarios- que tenía la función de vincular dichos aumentos salariales con los niveles de productividad y evitar aumentos de precios no justificados. 

Asimismo, se revirtió el proceso de transferencia de ingresos mediante un manejo distinto de la política de precios del sector agropecuario que tendía a mejorarlos en relación a los precios industriales. Como señala Ferrer (1977), el intento de mantener el nivel del salario real y mejorar la posición relativa del sector rural al mismo tiempo generó un conflicto que fue solucionado mediante el otorgamiento de subsidios. De este modo, se mantenían bajos los precios internos y se aumentaba el ingreso de los productores. 

En segundo lugar, se brindó apoyo a la producción y exportación agropecuarias y se modificó el tratamiento que se otorgaba al capital extranjero. Así, fue sancionada una nueva ley de inversiones extranjeras que, entre otras cosas, permitía remitir mayores utilidades (ver Inversiones extranjeras). También se firmaron acuerdos especiales con empresas extranjeras para el abastecimiento de determinados productos y para dar impulso a las industrias nacionales (e.g., la automotriz). Asimismo, se obtuvieron créditos externos (principalmente, de Estados Unidos) para el desarrollo de determinados proyectos. 

En tercer término, se intentó poner límites al gasto público y a la expansión estatal dentro de la esfera económica. Ello se reflejó, entre otras cosas, en una caída en la tasa de empleo en la administración pública. 

En el corto plazo, estas medidas lograron revertir la situación. La producción agrícola se recuperó entre 1952 y 1953, con lo que aumentaron las exportaciones y, luego, las importaciones. En términos generales, puede decirse el nivel de actividad económica en su conjunto se reactivó. Hacia 1954 el producto bruto interno se ubicaba en un 10% por encima del de 1952, mientras que el incremento de precios había sido moderado y los salarios reales mantenían los niveles de principios de la década (3)...


Viajemos, al año 1952, cuando Juan Domingo Perón crea la Comisión Nacional de Precios y Salarios que tenía la función de vincular aumentos salariales con los niveles de productividad y evitar aumentos de precios no justificados. Las medidas de control o acuerdo de precios que generó el “Pocho” lograron revertir la situación, y la inflación pasó del 38% en 1952 al 4% en 1953 y cayó al 3,8% en el año 1954. Por otra parte, en términos generales, puede decirse que el nivel de actividad económica, en su conjunto, se reactivó y pasó de una caída de 6% del PBI en 1952 a un crecimiento del 5,4% en 1953.

Hacia 1954 el Producto Bruto Interno se ubicaba un 10% por sobre el del año 1952, mientras que el incremento de precios había sido tan solo del 8% acumulado bianual, los salarios reales mantenían los niveles de principios de la década y la participación de los trabajadores sobre la renta fue la máxima en la historia nacional. 

En este sentido, la serie estadística histórica sobre la distribución funcional del ingreso muestra dos años clave: 1954 y 1974. En ambos se alcanzó la máxima participación de los asalariados en el Producto. En 1954, el registro fue de 50,1%, alcanzándose así el deseado fifty-fifty... 

Frente a esto, como sabemos, la reacción conservadora apeló al golpe de Estado para derrocar al gobierno peronista y desarticular el proceso socioeconómico que permitió conquistar la Justicia Social, conquista que siempre supuso en el país transitar etapas de acuerdos de precios. 

NOTAS 

1-Cf. Ferrer, 1977, p. 87. 
2-Ver Rapoport y Spiguel, 1994, p. 44-45. 
3-Ver Ferrer, 1977, p. 94. 

hijos de la 125


Recientemente me visitaron desde la Universidad Nacional Autónoma de México , para tomar una perspectiva in situ que sirviera de constatación empírica a una tesis doctoral en sociología que tenía por objeto el estudio de la realidad política argenta en general y el kirchnerismo en particular.

Me comentaban sus autores que llegaron al país pensando que la ley de medios y el tema derechos humanos eran los ejes fundamentales del kirchnerismo y rápidamente , al tomar contacto con la militancia juvenil, habían cambiado su visión e incorporado como núcleo de sentido del kirchnerismo al conflicto desatado tras la resolución 125


buenos aires: décadas de corrupción 2




APU: ¿En qué situación está hoy la causa que investiga las irregularidades en la morgue de La Plata y que salieron a luz después de las inundaciones del año pasado?

Luis Arias: Hay una presentación de la Comisión de la Memoria y del CIAC, una ONG vinculada con los Derechos Humanos, a partir de lo que ha sido la pericia de Gendarmería Nacional en la morgue policial de La Plata (a principios de este año). Todavía estamos en etapa de prueba. En la causa relacionada con la cantidad de víctimas durante la inundación, en la que ya hay sentencia, pudimos advertir muchas irregularidades, como muertes dobles, es decir dos personas enterradas con una misma identidad.

APU: ¿Hubo cambios en la morgue a partir de esa investigación?

LA: Sí, se pasaron a retiro a varios comisarios. Pablo Vázquez, que estaba a cargo de la Superintendencia de Policía Científica, fue pasado a retiro. La morgue judicial depende de esa área. Esas sanciones no son suficientes. Vázquez fue quien nos impidió hacer una inspección ocular en la morgue, cuando había una orden judicial. Hacer eso es un delito y lo hizo de modo evidente. El juez que actuó lo absolvió, dijo que no había delito. Tampoco recibió una sanción administrativa por haber incumplido una orden judicial. Hoy ese comisario que pasó a retiro sigue cobrando su sueldo como retirado, sin ninguna consecuencia. Hay que poner la mirada en la policía científica y también en el poder judicial que avala sus procedimientos. Las muertes dobles que se constataron fueron ordenadas por un fiscal de La Plata (Marcelo Martini). Hay una complicidad del poder judicial y también del poder político que no actúa en consecuencia.

APU: A principios de este año, deslizó en declaraciones a la prensa la posibilidad de que esas prácticas que constató en la morgue platense se pudieran utilizar para casos de desaparecidos en democracia. Y habló incluso de Luciano Arruga. ¿Qué opina sobre lo que se sabe ahora, sobre la aparición de su cuerpo en una morgue de Capital Federal?

LA: No me sorprendió. Había señalado esa posibilidad, que los de cuerpos de Luciano Arruga o Julio López pudieran ser enterrados bajo esta modalidad, como muerte duplicada o NN. Finalmente, pasó eso con Luciano Arruga. No es casual que esto haya ocurrido. Es mucho más difícil encontrarlo si aparece en una morgue de otra jurisdicción.

APU: ¿Tiene alguna hipótesis sobre lo que pudo haber pasado con Arruga, a partir de lo que escuchó todos estos días?

LA: La hipótesis que manejan los familiares de Luciano Arruga es la de una situación de reclutamiento de la policía para cometer ilícitos. Esto lo denunciamos en 2009 con Julián Axat, no sólo en el caso de Luciano Arruga. Presentamos 28 causas penales donde había indicios de reclutamiento de pibes, en una situación muy vulnerable. Fuimos tratados de irresponsables. Al mes de haber denunciado esa situación el entonces ministro de Seguridad Carlos Stornelli reconoció la existencia de esa posibilidad. Esa es la hipótesis más firme sobre la desaparición y muerte de Luciano Arruga.

APU: Apelo a su experiencia como magistrado. ¿Se puede hacer una autopsia a un cuerpo que estuvo enterrado casi 6 años? Pienso en la posibilidad de averiguar si hubo o no tortura.

LA: Tengo entendido que se hizo autopsia. En relación a tu pregunta, cada cuerpo es particular, depende de muchas variables, hay que ver las condiciones en las que fue enterrado. Igualmente hay otros métodos para determinar causas de muerte, aun cuando hayan pasado muchos años. Hay que tener equipos dentro del poder judicial que se ocupen de estas cosas, no la policía. El gran tema es este: hemos cambiado leyes, se ha modificado el código procesal de la provincia de Buenos Aires, pero no hicimos la principal reforma. Esto es, la reforma de la provincia de Buenos Aires. Hay que eliminar al sector de la policía científica. La policía no debe tener médicos, no debe tener abogados. Debe tener agentes que estén en las calles para prevenir el delito. Todo lo que sea investigar el delito debe depender del poder judicial. El poder judicial no quiere hacerse cargo. Por eso lo delega en la policía.

APU: Por último, ¿está convencido que con el cuerpo de Luciano Arruga pudo haber pasado algo similar a lo que está investigando en la morgue platense?

LA: Estamos por ahora en el plano de las hipótesis, hay que investigar. Pero debemos preguntarnos por qué si el cuerpo pasó por un hospital público, y fue identificado en ese hospital público, se lo enterró como NN. Cuál es el motivo de esa situación. Si supuestamente no había intención de ocultar, por qué se ocultó el cuerpo.